Expectativas: La poesía de Rosario Bléfari

Fuente: Nexos

Rosario Bléfari (1965) es una poeta argentina. Su obra corresponde por completo a los tiempos modernos del fin del arte; ella es también una cantante y una actriz, una compositora de rock experimental y canción pop de después de Warhol y Duchamp.

Ingresó al orden del espectáculo con la banda Suárez (algo análogo a Santa Sabina, pero en Buenos Aires y para gente más allá de lo darketo y lo pówzer, con efectivos experimentos musicales y un dominio instrumental de músicos de conservatorio efectivo). La fuerza de sus canciones ya perfectamente concentrada y balanceada en los planteos de la escritura de Bléfari, poesía conceptual de un fuerte contenido lírico, sin aspavientos. Son letras de poesía pura, un poetizar entre Alejandra Pizarnik y Marosa di Giorgio, con la simpleza y la contundencia de Oliverio Girondo, en la novedad del habla de lo cotidiano inmediato, sin conceptualismos manifiestos.

Un relato manifiestamente metafísico, libre entre los pliegues del tiempo y el espacio, transmitido mediante un sistema musical de calidad excepcional en la melodía y las armonías, en el juego del instrumental eléctrico clásico: guitarras, bajo y batería. Rock poderoso y situado más allá del progresivo y el de tesis. Fuera de los esquemas de la época en que emerge, al final del milenio, en lengua castellana y con recursos muy ingleses y ya post-grunge. Lo que expresa la ópera prima de Suárez, Hora de no ver (1994), un álbum en el que la gente de alma talibana en el rock puede comenzar ya por la canción “Nuestro amigo asiático”, en la que lucen las guitarras en flujo libre del más allá del blues al acompañar la letra de Rosario Bléfari.

blefari-02

Después de la desaparición de Suárez como banda, Bléfari ha operado como solista, cada vez más dentro de la situación conceptual. Siempre en el borde experimental, siempre desde el ejercicio de su plena subjetividad estética; cada vez sus letras son más sintéticas y abstractas, multívocas. La música no sigue modelos externos, corresponde al planteamiento del verbo, no lo reproduce, lo potencia. Su poesía habla de lo esencial: amor y angustia existencial, vida urbana, los hábitos de lo cotidiano general. La vivencia de todo ello en femenino, desde la subjetividad de una mujer emancipada.

blefari-03

Relatos completos y despliegue de música del cuatro por cuatro transgredido. Rock argentino, rock hispanoamericano. Baladas funk. Y siempre la poesía sintética de Rosario Bléfari. Todo lo que deja escuchar y ver el video de “El Refugio”, donde es acompañada únicamente con la guitarra acústica de Fabio Suárez, y en “Viento helado”, tal como lo ejecutan en el video de la terraza. Libertad imaginativa para quienes piden la fuerza del grupo instrumental de la guitarra, la percusión y el contrabajo. La voz de ella, su modo de entregar sus versos. Música de lo íntimo, nada que ver con grandes estadios y mucho espectáculo. Lo auténtico. Lo que se gana de una vez.

Melancolía negra, tristeza existencialista, de acuerdo al relato jovial de Zaratustra después de Zaratustra. Una música que tiene por centro la vida ciudadana de Buenos Aires. Nuestra América. Cuando es tiempo de reconocer con fuerza que nuestro Norte es El Sur.